Follow by Email

22 de marzo de 2010

Ellos y nosotros

Puede que lleguéis a engañar a alguien, aunque creo que no más que a vosotros mismos. Con echaros un simple vistazo, no hay que ser muy lince para ver que sí, que a ese que tenéis ahí dentro, que se hace llamar conciencia, lo tenéis bastante engañado y claro, por eso va tan sobrado. Y soltáis por la boca esas perlas que suenan a mayúsculas y chisporroteos de neones: RESPETO... JUSTICIA... COMPRENSIÓN... ARTE... VALOR... SABER...
E incluso os dais palmadas en el pecho a vosotros mismos en señal de dignidad y en la espalda los unos a los otros para reconoceros y congraciaros, por ser los elegidos, los que mostráis al mundo todo lo que es, lo que no, y cómo debe ser.
Y como no todo el mundo posee esa mente preclara ni el título que lo afirma.
Y como no todos hablan esas palabras con mayúsculas y neones.
Y como la gran mayoría desconoce la realidad, la verdad.
Por eso los tratáis como verdadera y real basura, justificadamente.



4 de marzo de 2010

Han dado de mano...

Mi cerebro hierve y entra en ebullición, creo que las pocas neuronas que dejaron los vicios excesivos, las voy a acabar llevando al pelotón de fusilamiento yo solita. Más bien, creo que se están suicidando de motu proprio.
-"Pero ¿qué haces? Tienes toda una vida de tribulaciones por delante".
-"Por eso mismo, no puedo más... Adiós mundo cruel, conciencia dictadora".
Porque es ahora, precisamente ahora, cuando más tendrían que estar bramando, cuando tendrían que estar descargando su ira incontrolada. Ahora que no tienen hacia donde mirar sin encontrar una fabulosa diatriba. Ahora, han dado de mano.
He dado de mano.
Y siendo un poco observador, ¿a alguien le extraña?