Follow by Email

23 de marzo de 2007

Juntos

Quizá sí que nos deben gobernar. Quizá sí que somos una panda de ignorantes. Quizá sí que somos un rebaño al que hay guiar porque si no, se despeña en su ciego caminar. Quiza no reunimos entre todos los suficientes intelectos como para ser una sola razón. Quizá sí que vivimos en el Leviathan y el hombre es un lobo para el hombre y hay que domarlo.
No, no, no, y no!!!
Me niego a creerlo. Me niego a creer que podemos pasar por encima de nosotros mismos por una simple cuestión de adhesión o no a un modo de pensar. Me niego a creer que no tenemos todos y cada uno de nosotros la capacidad de discernir el bien del mal, absoluto, sin etiquetas de ningún tipo. Me niego a pensar que tiene que haber mentes privilegiadas que nos tengan que ordenar qué pensar y qué hacer.
Y sobre todo me cierro en rotundo a que nuestra cabeza visible, nuestro gestor, nuestro gobernante electo sea alguien que es capaz de utilizar el dolor, la muerte, el miedo. Alguien que es capaz de aprovechar que los hermanos discuten, que los amigos se pierden, que los compañeros se pisan. Alguien que lo promueve y lo azuza sólo para llegar al poder o por mantenerlo. Eso es el poder???
Y nosotros, nos estamos dejando azuzar. Después de todo tendríamos que estar muy por encima de eso... muy por encima de ellos, de todos y digo de todos.
Por qué no se lo ponemos un poquito más difícil??? Pero hagámoslo juntos.
No hay que cavar una zanja entre nosotros... hay que levantar la vista y mirar detrás del muro, donde no nos dejan y aupar al que no pueda, venga de donde venga, sea de donde sea...

3 comentarios:

Munxeta dijo...

soy partidaria de aquello de "no adherirse a ninguna etiqueta" para defender aquello en lo que creo... sólo que a veces pienso si la persecución de la libertad no será un invento más para mantener al rebaño ocupado con intereses individualistas... no seria necesario renunciar a algunas libertades para poder unirnos realmente los humanos ? parece un galimatias je je je... pero a que tiene sentido ?

Rochipín dijo...

Qué lógico, sencillo, razonable. Todos los días tomamos decisiones, pensamos, valoramos, somos justos o injustos en nuestro proceder. A pesar de los que nos gobiernan hacemos que todo siga funcionando y quizás sea ese el error. Nosotros dejamos que funcione, estamos tan dentro. ¿Podríamos sobrevivir sin el Poder? Yo creo que si, todos los días sobrevivimos al margen de los de "arriba". Unirnos para de alguna manera combatirlos, autogestionarnos, esa es la llamada utopía que se remueve en nuestras cabezas desde hace mucho tiempo. Somos responsables, libres, buenos por naturaleza. Anhelamos ese orden perfecto, porque vivimos en el auténtico caos aunque nos intenten vender otra realidad. Yo no sabría, vamos no sé, por donde empezar para buscar esa armonía, lo bueno que aún estando atados de pies y manos pensamos en ella.
Besos Vir, se me han saltado las lagrimillas al leerte. Te quiero pequeño gran ser libre. (jijiji) MUA!

Dorian G. dijo...

yo creo que nuestro problema es de concienciación... hoy en día la gente no se preocupa por lo que tiene mas allá de sus narices, cada individuo tiene tal cantidad de problemas que le resulta imposible [por disidia a veces también] pararse a pensar, y mucho menos solucionar, los problemas de los que le rodean..
La sociedad es una mierda, hemos tomado prestados valores que nuestros ascendentes lograron con su sangre y los estamos devolviendo a la nada simplemente porque no me apetece protestar, estamos perdiendo los derechos, estamos perdiendo la razón por la lucha, y lo que es mas importante, los políticos nos han perdido el respeto, nos mienten, nos manipulan, se alían con los medios de comunicación y nos hacen pensar lo que quieren, y lo peor, que nosotros no hacemos nada para evitarlo...
A mí de siempre me ha encantado la política, entendida como una forma de prosperar en la sociedad que toque dirigir, pero siempre, y últimamente más si cabe, he odiado a los políticos. Me parecen repugnantes ratas mentirosas manejadas desde la sombra por cabezas tenebrosas, que no tienen mas que ansia de poder en sus venas y que no les importa a quien llevarse por delante para triunfar, ese es el talante.