Follow by Email

15 de noviembre de 2007

Soy

"¿Dónde está esa chica de hace 14 ó 15 años?", escuché en un momento de la noche y realmente no supe qué responder.
¿Qué responderíais vosotros? ¿Dónde buscaríais para saber la respuesta? ¿La hay?
Me llevó a encender un cigarro, esbozar media sonrisa y pensar que realmente no sé quién narices soy.
¿Soy la que ven? ¿O la que veo? ¿La que os escribe? ¿la viajera en paraísos lejanos? ¿O la peregrina de los caminos vecinos? ¿Soy aquella de hace 15 años? ¿O soy la de ahora? ¿O la que será en otros 15?
Ya véis, no hace falta ser Platón, ni Schelling, ni el mismísimo Parménides para preguntarte una noche qué es la esencia, quién soy, qué soy si se me quitan todos lo aditivos. Basta una pequeña conversación en medio de tantas...
Si no veo por ningún lado a aquella que fui, quizá realmente es que yo no tenía que ser así... ¿o ella era la auténtica y me he convertido un producto adulterado por la edad, las responsabilidades, las vivencias...?
¿o soy como entonces pero totalmente reforzada por todo eso?
Soy estas preguntas y muchas más. Soy la de entonces y soy la que teclea en este preciso momento y seré la que vea en el espejo dentro de 10, 15 ó 20 años, Soy la causa y el accidente. Soy la forma y la materia. Soy la potencia y soy el acto. Y sé que soy lo que soy. Pero realmente no sé todo lo que soy.


P.D. Porque es la entrada 101 y porque la canción le va como anillo al dedo.

http://es.youtube.com/watch?v=VKoRq5mrHjg

7 comentarios:

Kapurtala dijo...

Yo para empezar no creo ni que seamos los mismos cuando hablamos con diferentes personas... Hay con determinada gente con la que ya tienes un rol y parece que siempre tienes que estar así o ser de una determinada manera con ellos... Es como si no pudieses tener un mal día, o de repente un día estupendo... y siempre tienes que estar en tu línea...

Básicamente después de la chorrada que acabo de poner... yo creo que somos siempre nosotros, y nosotros somos de mil maneras distintas... Según las situaciones y según la propia experiencia que acumulamos con el paso del tiempo.

Chopis, creo que eres la persona qué más me hace pensar! Y eso es todo un logro! ;-)

Genial como siempre!

Roci dijo...

Da vértigo lo que dices, pero mucho, mucho. Te digo que a mi hace poco me ha pasado un cosa que me aclaró algo sobre mi. Andaba pensando que había cambiado mucho, que ya no pensaba como antes, que actuaba empujada por el contexto, que estaba perdiendo por así decirlo voluntad..., y me encontré, pasando archivos de ordenador viejo a nuevo, con escritos de cuando era mucho más joven y eso me llevo a buscar diarios y cuadernitos de cuando era adolescente. Leí y leí y coño como entendía a esa chica, casi que me caía bien. Resulta que siempre he sido como soy, lo único que vivir te va dando matices sobre las cosas, pero me agradó muchísimo ver que en el fondo soy la misma. Y es que es eso, creo que tenemos un fondo, algo que permanece desde que se forma y nunca se deja de formar. Un fondo que permanece aunque como dice kapurtala según con quién estemos y cómo estemos nos creamos diferentes.
Besitos chopitos!

Roci dijo...

AAAAAAAAAAAA
Felies 101
smuaks!

Munxeta dijo...

cómo me ha gustado eso de peregrina en caminos vecinos !!! se me va a quedar grabado para los restos, tiene tanto significado...
en cuanto a quién somos, es uno de los misterios más difíciles de resolver. sólo puedo decir (otra vez) que no creo en eso de "hacerse a si mismo", así que de nada vale intentar forjarnos una personalidad...

además, esto de la identidad es una putada de la era moderna, qué quieres que te diga !!

besos guapaaa

besitoss

D.G. dijo...

Puffff, valiente escrito chopis... Yo la verdad que difiero mucho de lo que era antes. Quizás antes no era nadie, salvo algo impulsado por el entorno, por la situación o por la compañía. Sin ánimo de decidir porque o sin fuerza para discernir el no se que.
Cuando tenía 15 años pensaba de una manera, ahora con 26 pienso de otra, e imagino que dentro de otros 10 ó 15 años pensaré vete a saber de que forma.
En realidad creo que las personas somos cúmulos de experiencias, de momentos de pensar [y en esos momentos tú chopis tienes mucho que ver] y errores cometidos.
Creo que la verdadera esencia de lo que somos está ligada a nuestra capacidad de reacción, a como aceptamos o no las cosas, a como estamos dispuestos a abrir los ojos ante determinadas situaciones... esas aptitudes son las que al final marcan quienes somos, porque nos permiten estar abiertos a cambios, a diferentes maneras de ver/pensar sobre cosas que es lo que a menudo cierra la evolución de nuestras almas.
Como siempre, gracias chopis, porque como ya he dicho, nos haces pensar, y eso me reitero, nos hace formarnos como personas.
Salu2!

nena dijo...

Totalmente de acuerdo con Dorian. Creo que la esencia de una persona permanece, cambiamos sin remedio porque estamos expuestos un sinfín de elementos externos que inevitablemente cambian nuestra manera de ser, de pensar, de actuar. Pero esa manera de ser, de pensar y de actuar siempre parte de una esencia inmutable y única.
A mí me gusta cambiar, me gusta crecer y ver la vida desde distintos ángulos. Y éso sólo es posible a través de las experiencias (malas y buenas), de los años y de todos esos factores que nos van cambiando. No me gustaría ser siempre la niña de 15 años que fui.
Gracias por estos momentos.
Un besote.

meripeitx dijo...

Estamos en constante cambio y nos aferramos a las cosas que pretendemos sean inamovibles, nos esforzamos por conservar, por parar de una vez, pero el tio vivo no para y como no te muevas con él te mareas. Lo importante no es si eres la que eras, si no más bien, quién quieres ser