Follow by Email

11 de marzo de 2008

Touche

Hay frases, palabras, gestos... que nos dejan en cueros, como diría mi madre; que nos muestran tal como somos, sin defensa, sin barrera.
Ante esa mala pasada de nuestro cerebro; probablemente en estado alterado, ya sea artificialmente: alcohol, drogas... Ya sea por algún estímulo natural: cabreo, indignación, ingenuidad... Sólo nos queda taparnos las vergüenzas con las dos manos, como en una película de dibujos animados, como en los mejores comics de "Mortadelo y Filemón" e intentar hacer que los interlocutores desvíen la atención a cualquier nímio detalle que pase por delante.
Por suerte, en ocasiones eso que sale a raudales por nuestra boca, no es algo tan comprometido, incluso nos damos cuenta que lo podíamos haber expresado con todo el orgullo.
Pero por desgracia, la mayoría de las veces es nuestro Mr. Hyde el que sale disparado y se planta delante del personal haciendo muecas y burlas horribles.
Y es entonces cuando aquél que es tan anticonsumista, resulta que en su fuero interno se ve montado en un Ferrari y vestido de Armani. Y ese que es tan idealista le metería una hostia bien dada a cualquiera que le lleve la contraria. Y éste, sí, éste tan desprendido y heróico, resulta que no ve más allá de su diminuto universo: él mismo.
Pero no todo es tan malo, no, también nuestra lengua nos hace sonreír, incluso arregla lo que pensábamos imposible.
Cuando pronunciamos un "perdón" que hacía un momento hubiera sido como un tortura decir.
O cuando nuestro ojos emiten un "te quiero" a gritos, cuando era el secreto más hondo y oscuro que teníamos.
Cuando grita y se revuelve por evitar esa injusticia que llevamos tanto tiempo presenciando y a la vez, ahogando por las represalias.
En esos momentos incluso nos sentimos orgullosos de ser unos bocazas.
Lástima que últimamente no ha sido esta última situación la que hemos estado tragándonos, sin poder abrir la boca como nos gustaría.
Por fin han acabado las elecciones, que nos deparará nuestra querida democracia ahora...







5 comentarios:

Munxeta dijo...

pocas cosas hay que no puedan arreglarse pidiendo perdón... una pequeña palabra capaz de unir lo que se ha quebrado, arrancar una sonrisa, brotar un bálsamo de llanto, y tantas cosas... con una sola palabra. a veces ni tan siquiera es necesario pronunciarla, como un "te quiero", que puede ser más intenso desde el brillo de los ojos y el calor de un abrazo...

gracias por emocionarme !

D.G. dijo...

Ciertamente un 'perdón' a menudo suele ser resolutivo... pero como dice Munxeta, creo que tiene más valor aquel perdón que se dice con la mirada, con un gesto, con un abrazo. El valor de las palabras a menudo está exagerado, y lo dice un amante de las palabras eh? aunque de la escrita, que si no la legua se me traba.
En fin, esperemos al menos que este gobierno no nos falle y actúe en consecuencia del éxito obtenido.
Un abrazo Chopis, genial como siempre ;-)

nena dijo...

ojalá no hiciera falta pedir perdón. Pero todos nos equivocamos por eso de que somos humanos. Aunque hay ciertos errores que son imperdonables y ciertas personas que no tienen derecho a equivocarse con ciertos temas.
Este tema me hace pensar en aquel sobre la libertad y me flojean los argumentos, pues es tan cierto eso que dices sobre los gestos que delatan nuestro autentico yo... Pero me voy por las ramas.
Me han venido a la mente algún que otro personaje que últimamente se ha dejado ver al lado de políticos, justo cuando hablas de eso del Ferrari y el Armani... en fin, como tu dices, a ver que nos traen los próximos cuatro años.
Gracias guapa.

Kapurtala dijo...

Sí, menos mal que existe una forma de disculparse, de que tan sólo la palabra "perdón" contenga tanto significado como para hacer una especie de borrón y cuenta nueva. Me parece bien porque yo soy muy bocazas, muy de cuando me exalto acabar diciendo cosas que puede que piense, pero que tampoco debería de decir de cierta forma...Es que hay formas y formas y yo soy muy botarate...
En cuanto a los gestos, la mirada... Si la palabra "perdón" me parece mágica y extraña, de eso ya no sé que decir... Solemos ser tan transparentes con ellos... Yo soy capaz de declararme sólo mirando a una persona...y eso creo que sí que no es bueno... Es demasiado obvio todo...Ay! Estoy confusa últimamente!

Un beso enorme Chopis! Que tengas una muy buena Semana Santa!

Roci dijo...

Me gusta mucho de leerte y tambien de escucharte. El "perdón" es bueno, hay que practicarlo, es muy humano, de la parte humana que es agradable. Te quiero mucho, no es nada misterioso me apetecia decirtelo, te quiero, te adoro, ALA!