Follow by Email

10 de diciembre de 2008

Ángel

Todo mito tiene su base en la realidad más cruda. Todas esa figuras mitológicas, verdaderamente, nos catalogan a todos nosotros. Esa esfera celestial es en realidad, este cosmos donde pisamos y habitamos.
Ángeles, demonios, héroes, divinidades... pasan por nuestras vidas, nos acompañan día a día en nuestro vagar. Nosotros mismos, aunque no lo creamos formamos parte de ese plantel de figuras.
Las hay más comunes, como los duendes, los trasgos, los sátiros... Y las hay mucho más difíciles de encontrar, como los unicornios, los dioses o los ángeles.
Estos últimos, son aquellas personas que tienen el don de la luz. No sólo iluminan todo aquello a su alrededor, sino que aportan gracias a ello, una enorme capacidad que tenemos olvidada la mayor parte del tiempo, la lucidez.
Esa lucidez que nos hace vivir cada segundo y exprimirlo al máximo. Que nos hace disfrutar con una sonrisa, una palabra, una mirada... las suyas.
Son esas personas que con sólo rozarnos hacen que volvamos a la vida, aún cuando ignorábamos que estábamos fuera de ella.
Cuando un ángel aparece en tu vida, te sientes único, especial, inigualable, quizá porque se ha fijado en ti, quizá porque te colma de su luz, quizá porque sabes que es casi inalcanzable y tú lo estás tocando con la punta de los dedos.
Aunque en tu fuero interno sabes, que todo ese torrente viene de él. De ese
ángel que ha elegido, sin tú muy bien saber por qué, acompañarte y regalarte sus alas.
Por eso, ya no tienes miedo. Por eso, no te hace falta buscar más candelas en la oscuridad.



8 comentarios:

BURBUJA dijo...

Bendita sarta de verdades, como siempre.....

Lo mio no es un ángel, lo mio es un Dragon blanco de la suerte que vuela alto y libre..... pero a mi lado.

Besotes!!!

Anónimo dijo...

En el cielo nocturno se delizan las nubes,
acaeciendo las lluvias sobre momentos que
lentamente arrastran su furia en pos del dolor.
Arriba en las estrellas vagando se encuentra el ángel
que triste inunda la ciudad con sus lágrimas;
almas inocentes a quienes cubrir con sus alas, escapan a su calor.

Clavada en el pecho del ángel echa raices una mortal,
decidida a no desatar su corazón.
Alguien por quien luchar llena de fuerzas y felicidad,
para seguir buscando en el fuego que le rodea,
infinitas consejeras las estrellas....

Vicky.-

Yessica dijo...

amen hermana
xDDD

toy poco inspira... pero siempre es una alegria tener un angel al lado. ke de demonios y malos seres esta plagao el mundo

besos!

angi dijo...

que bonito!!!!! que bien escribis por favor..que cosa mas bonita y mas cierta...pues eso...que todas vosotras..Burbuja, Yessi..Vicky(por lo que cuenta Chop), por supuesto tu, Chop, teneis ese angel del que hableis..asi es que feliz estoy de haberos encontrado en el camino y que me deis esa luz...y algun dia encontrare ese angel con quien compartir la vida..

me ha encantado..te superas dia a dia..

miles de besos..y que siempre os tengais la una a la otra..!!!

Anónimo dijo...

He entrado y no esta mi comentario ke hice ayer, asi ke lo hago otra vez.

Ke es precioso lo ke has escrito, y ke yo tuve un angel ke me iluminaba y mi vida era muy guay, y desde ke se fué y dejo de iluminarme mi vida es un desastre total, asi ke espero ke algun dia aparezca otro ke se parezca la mitad y me vuelva a iluminar,me alegro de ke tu tengas ese angel besitos.Kata

nena dijo...

Que necesario es ese angel que nos libra de nuestros demonios. A ver si te veo pronto y se me pega un poquito de esa luz que ahora tienes.
Mil besos.

D.G. dijo...

Benditas personas aquellas que nos hacen sentir/escribir ciertas cosas, jejejeje.
Cuida esa luz, que no se apague, que no se desvíe a un ángel caído y agarrala, si no la tienes agarrada ya.
Precioso, como siempre.

Mar dijo...

ángel eres tú. siempre tú, aunque no siempre lo veas. otro ángel te ha mostrado de nuevo tu luz angelical, parece que estabas como ciega a ti misma. es como si te hubiera abierto los ojos de nuevo. venera, ama, pero no lo olvides, angelical también es tu naturaleza, si no, pregúntale al que duerme a tu lado...