Follow by Email

5 de junio de 2009

Batallitas

Me provoca una extraña mueca, entre dolor, asco y finalmente risa, si es que esos tres sentimientos se pueden combinar en una cara cual cocktail servido en una copa helada. Porque algo helada también me quedo y quizá en algunos momentos hasta rozando la ira, con lo cual se deduce que termina subiéndome la temperatura, en una rara reacción en cadena fisiológica.
Es irónico, triste y hasta asqueante como a los hijos de la fortuna nos gusta acallar la conciencia. Como nos autoproclamamos soldados de una batalla que no existe porque sencillamente no la hemos creado, tampoco queremos, ni nos apetece una mierda hacerlo.
Pero tenemos boca y nos han regalado buenísima educación, así que gracias a ello llenamos nuestra cabeza de palabras grandilocuentes tan huecas como nuestras intenciones e incluso somos capaces de plasmarlo en páginas y páginas que iluminarán a los ciegos y grises robots que, claro, están a años luz de nuestra visionaria conciencia y con todo eso no sólo nos quedamos tranquilos sino que podemos erigirnos en lo más alto de la cúspide contestataria y sonreír satisfechos por lo considerados e idealistas que somos, siendo conscientes de lo agradecidos que estarán todos los sin voz porque nosotros gritemos por ellos y...
Y nos quejamos. Sí nos quejamos de lo duro que es vivir en nuestra piel cuando estamos cada día yendo a trabajar en nuestros coches que más tarde irán más que repletos con todas nuestras compras que llenarán los amplios armarios de nuestras casas que luciremos en reuniones con todos esos amigos con los que nos quedaremos degustando esos caprichos nocturnos que nos abren la mente para arreglar este mundo...
Ninguno nos atrevemos a girar la cabeza, mirar al de al lado y verle, y con una sonrisa de las de antaño y una mano en el hombro, espetar un abierto: "¿Qúé tal"?
Pero sinceramente, ¿alguien puede echarlo en cara?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

-Aún hoy, sigo moviéndome en silencio, a escondidas procuro pasar desapercibido suavizando mi presencia translucida.
Mis hombros llevan el peso de mis eternos miedos y arrastran una apropiada culpa que consigue paralizarme cada nuevo amanecer.
Ese soy yo, estandarte de la tristeza, simple, desbordado por los recuerdos, de mirada amarga y perdida, con el corazón ennegrecido y arrítmico.
Tan llena mi alma de vacios que me impiden florecer... tan oculto mi interior, sin color, sin forma.
Demasiados años a mi lado, mi fiel aliada, la soledad, ya ni siquiera intenta disimular cuando se ríe de mi, cada vez que me atrevo a imaginar, a soñar despierto con el amor.
Pero no me importa, si ha de ser así, si así he decidido que sea, ya que patéticamente es la única forma que me recuerda, que no estoy muerto y es la manera de poder tener la oportunidad de volver a sentir, aún sabiendo con ello, que luego llegará la decepcionante realidad.
Lo único que el transcurrir de los años no ha conseguido destruir, ni tan siquiera minar, es mi imaginación.
Siempre tan mordaz, irónica, sarcástica, rozando el cinismo y sobre todo, traicionera.
Con esta insensata fantasía que me acosa de una manera tan brutal, ella consigue traicionarme hoy nuevamente, para traerte a mis pensamientos en cada segundo del día.
Así, sueño despierto y es en estos cortos pero perpetuos instantes, donde te puedo sentir cerca.
Juego a caminar hacia ningún lugar, a tocarte…codicio tu olor, siento como me abrigas con tu sonrisa, saboreo excitado cada falso dialogo contigo o pienso lo que sería pasar un real, pero fugaz instante a tu lado
Pero se, que tan solo eso, es mucho más de lo que me merezco y las lagrimas se encargan siempre de recordarme, que estoy a un solo aliento tuyo, para rasgar el fino hilo que me separa de la locura.
Aún así, todo el valor que se esconde o que perdí en la vida, es el responsable de arañar la superficie de mi mente para enviarte siempre de vuelta.
Siempre me compensa, por mucho que duela, descubrirte poco a poco. Me da fuerzas suponer, como me ves a través de tus ojos y aunque se, que lo que descubres es negativo, me conformo, porque tu consigues hacerme mejor persona poco a poco.-





(Major Tom)

mc clellan dijo...

Como bien recoge anónimo: "Tan llena mi alma de vacíos que me impiden florecer...". Recoges de manera fantástica una situación que se ha convertido en en rutina y que a mí tampoco me gusta. Pero sí creo que a pesar de que todos estemos manchados de ese barro, aún podemos evitar caer de pleno en el lodo. Un gusto pasarme por aquí... y muchas gracias por acercarte a mi rincón y dejar rastro...

chopitosmum dijo...

Este es un mensaje para Major Tom:
Muchas gracias por tus posts. Si tienes un blog o similar, me encantaría leerte porque escribes realmente bien.
Pero te agradecería, por favor, que una de dos o me digas quién eres, (ya, ya sé, Major Tom, pero no volvió a la Tierra, y la red espacial todavía no se ha inventado) o por favor dejes de escribirme posts sin identidad.
Creo que no me debes conocer mucho ya que no sabes que los anónimos no son santo de mi devoción, pero descubrir nuevos escritores me encanta; así que, como te decía, si puedo seguir tus escritos, encantada, y si no tienes todavía marco para ellos, por favor dime quién eres o hazte uno y asunto arreglado.
Muchas gracias por tus dos posts y claro está, por pasarte por "mi casa" y leerme.

Major Tom dijo...

...de vez en cuando me doy alguna vuelta por sitios interesantes,como el tuyo, y dejo una huellita de lo que siento o me atormenta en ese momento...
disculpa la molestia

Rocio dijo...

Nos sobran iluminados, nos sobra boca y nos sobran bolsas de las compra. Nos falta batalla y nos faltan soldados. Pero como dices ¿alguien puede echarlo en cara? Somos vagos charlatanes, damos bastante asco...

Un beso grande bonica! ya te lo he dicho muchas veces... es un placer leerte, disfruto.

Anónimo dijo...

Si escuchaseis a la Vicky encontraríais un pozo sin fondo de inteligencia...

... y cuando digo sin fondo, lo digo porque la inteligencia se ha caído por ese desfondado... ASÍ QUE NO HAY INTELIGENCIA ALGUNA.

Aún así, ella no tiene bolsas de la compra, lo único que quiere es un boleto de la ONCE premiado para su eterno descanso en... las Maldivas, por ejemplo (aunque de divas espero que no sean malas, sino buenas...:P)

Un besote enorme, corasonsete!!

D.G. dijo...

Batallitas batallitas, jejejeje. Me alegra que vuelvas a escribir por aquí!!! Yo en cambio lo tengo bastante dejado de lado ^_^.
Me encantó el escrito preciosa!
Bss!!

angi dijo...

Hace tiempo que no me pasaba..mil perdones..y me ha encantado lo que has escrito, no puedes tener más razon. Como siempre un placer leerte, lo echaba de menos.

Besotes Cactus.

Petalito..