Follow by Email

14 de diciembre de 2009

Imágenes

El margen de un río, a su paso por un polígono industrial. Con ese bloque de casas, solitario, entre naves enormes. Ropa tendida salpicando la mugrienta fachada.
Un bingo de barrio con sus luces de neón recién encendidas, parpadeantes, y señoras con las bolsas y los carros de la compra, entrando mecánicas y solas.
El último autobús suburbano, un lunes. Y una mujer con un niño dormido en sus brazos, mirando por esa ventanilla, sin ver.
El patio de un colegio en horas de clase, una mañana de invierno.
Un bar de carretera secundaria de madrugada.
Cualquier edificio abandonado con rastro de la vida que acogió.
Una pared cargada de carteles, asomando unos encima de otros, capas y capas de tiempo pasado y amarillo.
Una anciana tomando su merienda sola, en una cafetería a media tarde.
Un niño entre las miles de sombrillas idénticas de la playa, buscando la única que es diferente, la suya.
Una pareja comiendo sin hablarse, sin mirarse, sin comerse...
Todas las miradas que se pueden encontrar en el largo recorrido que supone el pasillo de un hospital.

No tienen un recuerdo asociado, no tienen un antecedente, simplemente inquietan, hielan, encogen... Hay tantas imágenes desoladoras...




5 comentarios:

Angi dijo...

Me acabas de poner el corazón muy blandito, y la piel de gallina. Por suerte también hay imágenes maravillosas en la vida, que son las que siempre intento llevar conmigo. Pero de las que hablas por desgracia, se ven muy a menudo.

Me ha encantado. Que don que tienes cielo. Muchos besotes Cactus!!!

Vértigo dijo...

No todas me parecieron desoladoras,aunque todas me parecieron muy reales.

Anónimo dijo...

Dos chicas paseando de la mano por una calle de Madrid, andando a contracorriente de la gente y esquivando a quienes encuentran de frente, mientras se miran y rien, como sólo lo pueden hacer dos enamorad@s...

DECIDIDAMENTE ME QUEDO CON ESTA, AUNQUE TODAS LAS DEMÁS DESCRITAS EN TU MOMENTO NO DEJAN DE SER DE LO MÁS COMÚN... AUNQUE NO SE TRATE DE ESO, VERDAD??

Te quiero, amore!! Un besote muy muy grande. ;D

Bichito.

Viajero dijo...

Desgraciadamente esto es lo que cada vez se ve mas a nuestro alrededor...

Bueno, ¡qué mala educación la mía! no me he presentado!
Hola :)entre los blogs de mis amigos, he encontrado el tuyo, lo he estado leyendo, y me pareces una persona realmente interesante. Yo soy un Viajero de un curioso tren, y me gustaría invitarte a que subieras en él:
www.reflexionesentren.blogspot.com

Yo también veo a menudo imágenes como esas a través de la ventana del vagón. Pero afortunadamente, hay otras también sobrecogedoras, pero de las que te encojen el corazón por su belleza ;)

¡Espero verte por el tren! Estaré sentado en el tercer vagón, junto a la ventana, esperando más compañeros de viaje.

Rocio dijo...

joder no sabes la de imagenes de esas que tengo yo en la cabeza. Hay una que no se ni de donde me viene. Una especie de club social, unas piscinas abandonadas, desconchones en las paredes y ese suelo roto en el que te puedes imaginar perfectamente reposaban las tumbonas y por donde los niños con bañadores antiguos corrían.
Mancantó el textorrr!!muaka