Follow by Email

8 de junio de 2011

Rectificación

Me gusta equivocarme. Y con orgullo dejaré y blandiré todo lo escrito anteriormente, proclamando a voz en grito que he metido la pata hasta el fondo.
Totalmente decepcionada, esgrimía la desconfianza absoluta en el ser humano y, sobre todo, en el ser humano occidental.
Pero ante las últimas semanas tengo que agachar la cabeza y cerrar la boca y unirme a esas voces que también son la mía.

Aunque ese pequeño pez torpedo que vive en mí no hace más que repetirme, ¿y ahora qué?

2 comentarios:

Brü dijo...

ahora volver a empezar

Rocio dijo...

joder como te entiendo!!!
ahora palante!!! un poco de " a ver qué pasa"