Follow by Email

30 de junio de 2012

¿Demasiado joven para el rock and roll?*


Llegar al trabajo sin dormir apenas, con agujetas, sin voz...
Reservar los últimos euros de fin de mes...

Esperar horas...
Recorrer kilómetros a las tantas de la noche...
Ayudar a cargar bártulos en las furgonetas...
Responder con una letra...
Olvidar todo lo que parece inolvidable...
Acumular mil y un nombres en la cabeza...

Creer que no se puede dar más y, con un solo gesto, seguir hasta el final...
Reír hasta reventar...
Llorar hasta estar vacío...

Siempre me he lamentado de no tener talento, no tanto por estar ahí arriba, sino por crear algo así, algo que remueve hasta las entrañas.
Pero, qué coño, mi vida también es para el jodido rock and roll. 


*Título tomado de un tema de Mallory Knox, "Demasiado joven para el rock and roll". 


1 comentario:

keitaro0 dijo...

Nunca se es demasiado joven para el rock and roll; tampoco se puede ser demasiado viejo...¡que demonios! la palabra "demasiado" no tiene cabida en el rock and roll.