Follow by Email

9 de septiembre de 2006

Bucles

Dando un paseito por mis habituales de la red, me he topado en el fotolog de Laruca (teneis un link a la derecha, visitadlo, es una orden), con una reflexión que ha sido como un virus para mi, la he leído y no he podido hacer más que ponerme a escribir.
Lara nos dice, muy sabiamente, como solo ella dice las cosas, que el tiempo es un bucle, un bucle que da vueltas y vueltas inexorable, infinito...
Ella lo refiere a los titulares de los informativos en TV que van marcando el paso de las estaciones anuales. Pero ese bucle se puede referir a todas y cada una de nuestras acciones individuales... se puede decir que nuestra vida es un bucle, somos bucles anadantes que nos movemos en un metabucle que a su vez está insertado en otro metametabucle y así sucesivamente, dependiendo de lo que tomemos como referencia. (Me parece que no descubro nada nuevo)
De vez en cuando, queremos hacernos creer, que hacemos cosas que rompen ese ciclo, ja! Nada puede separarnos de él, bueno algo sí, pero ese ya es otro tema....
Por mucho que queramos convercernos de que somos libres, es un hecho, no lo somos. Lo siento por todos los que me lean y creían que sí, que el ser humano es libre y que la libertad es algo intrínsecamante unido a nosotros, es algo vital. Lo siento nuevamente, lo que es vital es que somos bucles girando continuamente... El tiempo pasa, el ciclo continúa, la vida se va repitiendo en nosotros y eso es algo de lo que nunca podremos escapar.
Desde pequeña, algo que he intentado por todo los medios es poder controlar la duración de los momentos de mi vida. Siempre me hubiera gustado, en los momentos más felices, con un simple gesto, poder parar el reloj para así poder vivir en ese momento eternamente. Y siempre el no poder hacerlo me causaba una angustia tal que cada momento feliz, en cuanto se acababa, se convertía en una autentica crisis vital, odiaba el tiempo.
Precisamente al verlo pasar y darme cuenta que soy un buclecillo con patas, me ha hecho darme cuenta de que eso es lo impotante, que el bucle gire, que giren todos, porque gracias a su giro tenemos esos momentos felices, bueno y los amargos también, porque lo que es esencial es recorrerlos.
No somos libres, lo sé, y aunque a alguno pueda pensar que es una manera muy triste de "ver el vaso", precisamente porque sé que no lo soy, exprimo cada giro de mi bucle al máximo.

5 comentarios:

Laruca dijo...

Qué razón, qué razón, qué razón!!!!...Somo bucles andantes...

A veces da rabia pesar que no puedas hacer nada para cambiarlo...pero no había pensado que gracias a eso tenemos también los momentos felices que no cambiaríamos por nada...
Y gracias a todo esto se me ha ocurrido una idea que aún debo pensar como llevarla a cabo,...pero ya os contaré ;)

Muchos muchos besines...!!!!

meripeitx dijo...

Si la vida es un bucle, entonces cada paso que damos de alguna manera ya está determinado. Da igual que tomes una u otra decisión, un paso u otro, la curva entre bucle y bucle te lleva siempre a oscilar entre la alegria y la pena, la ira y la paz, el amor y el desengaño, la soledad y la unión, la ternura y el hastío, la euforia y la angustia...ese autobus que no llegas a coger, que te hace esperar el proximo, esa mirada que te cruzas con un deconocido, que nunca llega a ser palabra, ese trabajo que rechazaste, ese viaje que no hiciste, ese dia que decidiste quedarte en casa o salir...da igual, todo lo que te acontece aparece tarde o temprano, hay aprendizajes en la vida que el destino, las meigas o lo duendes, se empeñan en que los vivas. Por eso no hay prisa amigos, todo es cuestión de esperar a que te llegue la ola. Un beso Vir, gracias por hacerme pensar.

Dorian G. dijo...

"solo podre decir que soy libre cuando llegue tarde a una cena sin tener que dar explicaciones"
No recuerdo quien lo dijo, pero mucha razon tenía...
En cuando a los bucles, pues no lo se, pero... vo a reflexionar sobre la idea.
Salu2!

sol dijo...

blucle,libertad.....
pueden ser compatibles,aunque parezca mentira; quizá se trate de "personalizar" ese bucle,de vivirlo diferente,esa es tu libertad¡
es necesaria una cierta madurez ,para que la cosa salga bien,pero a tí no te falta...

nena dijo...

siempre he creído que hay una salida, una forma de parar el tiempo: la imaginación, o los recuerdos, que vienen a ser lo mismo.