Follow by Email

5 de octubre de 2006

Siempre nos quedará Heráclito...

"La felicidad me está gritando que hoy no soy feliz..." La frasecita en cuestión es de un grupo, que no es santo de mi devoción, llamado Elefantes.
La he ecuchado en la radio y he pensado, "¡qué gilipollez!". Pero no! No es ninguna gilipollez, la cita en ciernes, (el resto de la canción se lo pueden meter...piiiiiii... por... piiiiiiii...lo), es una verdad como un templo, que en las radiofórmulas actuales pocas se escuchan, (bueno o por lo menos que aporten algo).
Y como verdad es cruel, es árida, es dolorosa y está íntimamente ligada a nosotros, seres humanos de pacotilla que vamos bucando la felicidad por el camino insondable de nuestras vidas.
Cuándo nos sabemos felices? Cuando vemos a los que carecen de ello o nos acordamos de nosotros mismos cuando no lo éramos. Es la felicidad, (de los demás, la que vemos, no la que sentimos), la que nos echa en cara que no somos felices. Es la paradoja de toda la existencia humana, que no hay felicidad sin tristeza, ni alegría sin dolor, ni luz sin oscuridad.
(Raro es que no haya tocado este tema antes con lo que me gusta...)
Ay Heráclito, Heráclito!!! Tú que llevas siglos clamándolo!!! Porque somos tan ciegos los occidentales. No sabemos o no queremos aceptar que la vida sin opuestos, la realidad sin movimiento, no existe. En oriente lo llevan escrito en los genes, quién no ha oído lo del ying y el yang, y aunque pueda parecer lo contrario, son más equilibrados seguro.
Que manía la del hombre occidental de fijar, sentenciar, normalizar, concretar... así nos va!!! El ser es y el no ser no es... Parménides nunca me gustaste. Fuiste tú el que comenzó a separar los conceptos, a intentar fijarlos, a centrar la mente humana en una sola dirección. Qué daño hiciste!!!
Y como decía, así nos va, porque luego viene la segunda parte: no solo rechazamos los contrarios, no solo ignoramos lo negativo sino que lo perseguimos, lo vapuleamos, lo aniquilamos... pero oh realidad cruel cuándo nos damos cuenta que eres así! Que no podemos mutilarte y que nosotros pequeños microcosmos a tu imagen y semejanza, estamos hechos de oposición y movimiento.
Será tarde, espero que no... o sí. No existe uno sin el otro... Gracias Heráclito!


" El paraíso deviene en infierno y luego se queja
y sin que nadie se mueva, quién lo arregla."
(Héroes del Silencio "En los brazos de la fiebre")


http://www.webdianoia.com/presocrat/heraclito.htm
http://www.webdianoia.com/presocrat/parmenides.htm


P.D. Por cierto: Facilidades Lara!!! Gracias por leerme y por tu apoyo.
Te quiero.





5 comentarios:

laruca dijo...

Uff... Tema difícil. Es cierto que cuando vemos en alguien que es feliz nos acordamos de nuestras penas y pensamos que no lo somos...Nos pasamos toda la vida posponiendo la felicidad...Siempre decimos cuando consiga trabajo seré feliz; cuando lo consigues dices: no, cuando encuentre el amor, cuando tenga una casa, cuando me case, cuando tenga hijos...etc. Nunca llegamos a encontrar la felicidad porque no queremos. Hay que ser felices ya, ahora, con lo que tienes. También estoy de acuerdo en que rechazamos lo negativo..pensamos que es malo en lugar de pensar que sin ello no seríamos capaces de ver lo bueno...lo que nos hace ser felices.

Y todo esto me haces pensarlo a las 9:30 de la mañana!!...pero me gusta.
Sigue así!!...Besitos!! ;)

buchita dijo...

Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.

Nachopil pil pil dijo...

Jo - der.
No he sido capaz de asimilar lo que acabo de leer son las 15:00 del viernes, estoy en el curro y he dormido 3 horas, así que volveré a leerlo más adelante y veremos.
Ahora bien, cada día te pareces más a Fidel, el de Aída, jejejejeje.

calvitopower dijo...

la felicidad no existe, exinten cositas que no hacen seguir para delante , pero nada mas.

Anónimo dijo...

Jo que tema,muy bueno y sobre todo muy interesante...
Yo creo,una de tantas cosas, que no es que no queramos aceptar la vida sin opuestos, si no que sabemos que estan ahí pero se nos olvida,como el vivir sin rencor,reir más amenudo y atender más a los que estan a tu lado,entre otras cosas, por ejemplo...
Pero de pronto uno de estos parrafos te hace acordarte de nuevo, y tratas otra vez de vivir con ello....
Muy bueno. Besitos