Follow by Email

28 de octubre de 2006

Hay días que estoy complatemente harta.
Harta de mí, harta de tí, harta de ella, harta de aquel y del otro y del de más allá.
Harta de sonrisas, harta de lágrimas, del "hola qué tal?", del "contéstame rápido que voy yo".
Harte de exigirme, harta de exigirte, harta de que me exploten sentimentalmente, de escuchar, de pensar, de aconsejar.
Harta de mis problemas, harta de mis bajezas, harta de mis complejos, de la callada por repuesta, del "sólo los míos", del "eso no es nada".
Harta del yo, el ego, el super yo y el mí, me, conmigo.
Harta de haberme regalado en muchas ocasiones.
Harta de superar los escollos, las trabas, las espinitas, los detalles. De atemperar, equilibrar, sopesar, valorar..
Harta de ser juzgada, examinada, analizada, medida, calibrada.
Harta del "quítate tú para ponerme yo".
Harta de sentirme así.
Harta.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sonilu:
Nada en particular...creo que me siento igual que tu.UN BESAZO Y CUANDO QUIERAS AHOGAMOS LAS PENAS EN ALCOHOL.

Otros (es que somos más de 1) Jejeje dijo...

Que jartible ere hija!!!

meripeitx dijo...

Harta estoy yo tambien hoy, ayer no pero hoy es uno de esos dias pa enfurruñarme asi que me escondo...adios

Dorian G. dijo...

Nunca me harto de leer tu blog...
Bss!

nena dijo...

jajaj, igual que dorian, hay cosas que no cansan.