Follow by Email

12 de septiembre de 2007

Escudo

Quizá haya sido el calendario el que me lo haya gritado y me he tapado los oídos. Y aún así, (ya sé, puede ser sugestión), me han llegado señales por todas partes.
Hace unos días le tuve que decir a alguien muy querido, (lo siento Said), que diera un rodeo al tema, me negaba en rotundo...
Puede que la maldita costumbre me haya recubierto de una especie de goma elástica en la que parece que el dolor rebota. Puede que haya querido dar esa impresión yo solita. Puede que cada ser busca sus propias atalayas de defensa.
Ninguno de vosotros le habéis conocido más que de oídas, eso demuestra la cantidad de tiempo que hace que se fue. También da una gran idea de la poca edad que tenía yo cuando ocurrió.
A pesar de ello, no tengo ese escudo, aunque lo parezca, y no lo he desterrado de mi alma, aunque mi mente lo intente una y otra vez como medida de socorro.
Ya sabéis cómo funciona. Una canción, una imagen, una persona... hace que el recuerdo vuele y te sitúas hace 25 años.
Y vuelvo a sentarme en sus rodillas, nos vamos de excursión otra vez y me lleva a la cama a borriquito todas las noches...
Sí, me duele, me duele mucho no haber podido verle jugar con Andrea, África y Clara como lo hizo conmigo.
Me hiere en lo más hondo que no haya podido vernos a las 3 y sentirse orgulloso de sus niñas.
Me destroza las entrañas que no les haya dejado envejecer juntos porque se lo merecían, después de todo lo pasado.
Sí, tenía un padre, al que quería mucho, pero no pudimos disfrutar el uno del otro más que 14 años.
Y sí, me duele todavía cuando lo recuerdo, porque aprender lo injusta que es la vida a una edad temprana, es eso precisamente, injusto y doloroso.
Ya lo he hecho, he hablado de él, le he recordado y no me ha pasado nada.
La verdad, no sé si es bueno o malo.

7 comentarios:

nena dijo...

Uff tesoro, se me rompe el corazón al leerte. Confío en que escribirlo te ayude a sentir menos dolor, que de algún modo te libere. Precisamente ayer me hablabas tu a mí (qué egoísta me siento ahora)de escribir para superar las cosas. Nunca me atrevo a aconsejar a nadie sobre estos temas, creo que son demasiado personales. Sin embargo me lo permitiré en tu caso, por confianza y afecto. Simplemente decirte que tal vez sería bálsamo que los recuerdos que tienes de él los transformaras en recuerdos felices, piensa en él tan amenudo como necesites. No destierres de tu mente algo que te hizo tan feliz, traelos de nuevo y gózalos. Porque a menudo pasa que cuando queremos olvidar lo que es imposible olvidar nos hacemos más daño.
Un beso enorme.

Anónimo dijo...

desde que te conozco,te oido en muchas ocasiones referirte a tu padre,en muchas... y se notaba que te gustaba estar contando esa anécdota,que te gustaba recordarle para todos.Hazlo siempre que quieras,quizá sea la mejor terapia.
Un beso.

Sol

Anónimo dijo...

Es curioso que no hablemos prácticamente nada de esto, bueno, tgambien es lógico. Yo tuve más tiempo que tú, 11 años más... pero siempre es demasiado pronto y siempre duele. Duelen las palabras que no se han dicho, los malos gestos, los conflictos. Duele que no sepa en quien te has convertido, que no vea a tus hijas, que ellas no le vean, que no puedan quererle... Siempre es demasiado pronto. Pero las cosas buenas te dan aire, te empujan y me dio mucho bueno, me dio la posibilidad de ser, me dio dos hermanas que caminan de la mano y tiran del corazon en dias como este. El amor es lo unico que al repartirlo crece, al contrario que el dolor que crece al esconderlo. Sé que no tiene sentido hablar de él con quien no le conoció, es extraño, pero ese puede ser un camino. ya continuaremos en otro momento. besos.

Munxeta dijo...

sin palabras.

tengo las mejillas humedas ahora mismo. muy bien cielo, muy bien por sacarlo fuera de ti. se respira Amor en cada palabra. sabes lo que es importante en la vida, y lo demás es insustancial.

te quierooooo

meripeitx dijo...

Las personas que han pasado por nuestra vida y han dejado tan hondo sentimiento marcado, se merecen no morir nunca, para eso es necesario convertir el dolor de su ausencia, en alegria cada vez que su recuerdo acude a nosotros. Esa es la mejor herencia que te queda y esto que has hecho hoy, es el mejor regalo que tú le dejas.

dijo dijo...

( )un silencio

kapurtala dijo...

La verdad es que yo creo que siempre que recordar a tu padre sea siempre con algo tan bonito como con las palabras que usas para hablarnos de él, tiene que ser algo muy bueno. Es como un homenaje y seguro que a él le encantaría ver que a pesar de los años no te olvidas de lo que era para ti. La verdad es que me he emocionado mucho al leerte y como siempre Chopis (y lo sabes) te deseo lo mejor del mundo, que te sientas bien y todo eso. Bicos!