Follow by Email

23 de enero de 2008

Libertad


"Sobre mis cuadernos de colegial
Sobre el pupitre y los árboles
Sobre la arena sobre la nieve
Escribo tu nombre

Sobre todas las páginas leídas
Sobre todas las páginas en blanco
Piedra, sangre, papel o ceniza
Escribo tu nombre

Sobre las imágenes doradas
Sobre las armas de los belicosos
Sobre la corona de reyes
Escribo tu nombre

Sobre la selva y el desierto
Sobre los nidos sobre las retamas
Sobre el eco de mi infancia
Escribo tu nombre

Sobre las maravillas de las noches
Sobre el pan blanco de los días
Sobre las temporadas desposadas
Escribo tu nombre

Sobre todos mis trapos de azul
Sobre el estanque sol enmohecido
Sobre el lago luna viva
Escribo tu nombre

Sobre los campos sobre el horizonte
Sobre las alas de los pájaros
Y sobre el molino de las sombras
Escribo tu nombre

Sobre cada soplo de aurora
Sobre el mar en los barcos
Sobre la montaña lunática
Escribo tu nombre

Sobre la espuma de las nubes
Sobre los sudores de la tormenta
Sobre la lluvia gruesa e insípida
Escribo tu nombre

Sobre las formas que centellean
Sobre las campanas de los colores
Sobre la verdad física
Escribo tu nombre

Sobre las sendas despertadas
Sobre las carreteras desplegadas
Sobre los lugares que desbordan
Escribo tu nombre

Sobre la lámpara que se enciende
Sobre la lámpara que se apaga
Sobre mis casas reunidas
Escribo tu nombre

Sobre el fruto cortado en dos
Espejo y mi habitación
Sobre mi cama vacía
Escribo tu nombre

Sobre mi perro codicioso y tierno
Sobre sus orejas elaboradas
Sobre su pierna torpe
Escribo tu nombre

Sobre el trampolín de mi puerta
Sobre los objetos familiares
Sobre el mar del fuego bendito
Escribo tu nombre

Sobre toda carne concedida
Sobre la frente de mis amigos
Sobre cada mano que se tiende
Escribo tu nombre

Sobre el cristal de las sorpresas
Sobre los labios atentos
Bien sobre el silencio
Escribo tu nombre

Sobre mis refugios destruidos
Sobre mis faros aplastados
Sobre las paredes de mi problema
Escribo tu nombre

Sobre la ausencia sin deseos
Sobre la soledad desnuda
Sobre las marchas de la muerte
Escribo tu nombre

Sobre la salud vuelta de nuevo
Sobre el riesgo desaparecido
Sobre la esperanza sin recuerdos
Escribo tu nombre

Y por el poder de una palabra
Reinicio mi vida
Nací para conocerte
Para nombrarte
LIBERTAD"

Paul Éluard

9 comentarios:

nena dijo...

Madre mia, los pelos como escarpias.
Besos.

Roci dijo...

Joder que debate tan apasionante...y si los pelos como escarpias...Si se me permite vuelvo al post anterior, que me ha dejado así como parada, parada para pensar un rato y en tranquilidad sobre lo que dice Chopis y todos los demás, la verdad es que es un tema así como muy "elevado" me da casi vértigo. Pienso en lo de las oportunidades, en las opciones de cada uno, y si es verdad que continuamente y por razones externas nos acotan o nos acotamos cohartando de alguna manera esa libertad, pero aparte de la posibilidad o no de elección creo que también tiene que ver con una especie de actitud y de posición mental por así llamarlo. No se muy bien como explicarlo igual alguno de por aquí me pilla y lo cuenta mejor, porque es como una sensación de que nuestra libertad depende casi más de algo en nuestro interior y de que estemos preparados para asumirla. Algo que ver con conseguir alcanzar un estado de responsabilidad con uno mismo...uf no sé.....AAAAAAA...
Bueno aparte lo que está claro es que hay situaciones en las que hay una falta total de libertad y que son mucho más extremas, simplemente porque son directamente fisicas, que ser esclavo de la cotidianidad. Besos 4 everyone

kapurtala dijo...

Precioso! Paul Éluard! No tenía ni idea de que existía... Otra cosa más que me enseñas Chopis... Si a este paso va ir en serio lo de tener que pagarte a fin de mes... jajaja!

Un bico grande! ;-)

Kapurtala dijo...

Que conste que espero ansiosa tu continuación acerca de la libertad, eh? jaja!

Anónimo dijo...

reiniciemos nuestra vida cada día,buscando la libertad,la felicidad o lo que sea!!!!
besos.
Sol

rOCI dijo...

CONTINUACIÓN YAAAA!!!!

D.G. dijo...

[...] Libertad quiere decir no hay nada que perder, y nada, sólo es nada pero es gratis [...]
Loquillo, Dino´s Lounge

Anónimo dijo...

Por el pájaro enjaulado, por el pez en la pecera, por mi amigo que está preso porque ha dicho lo que piensa, yo te nombro libertad... te nombro en nombre de todos con tu nombre verdadero, te nombro cuando oscurece y cuando nadie me ve, escribo tu nombre en las paredes de mi ciudad, escribo tu nombre en las paredes de mi ciudad. Tu nombre verdadero, tu nombre y otros nombres que no nombro por temor...
Hay cosas que América Latina nos devuelve mejoradas y Paul Eluard estaría de acuerdo. Esta forma parte de tu infancia y de mi juventud, con Nacha Guevara, con Silvio Rodriguez, con Pablo Milanés...

Anónimo dijo...

vaya, no sé quien eres, pero mola