Follow by Email

29 de enero de 2008

No soy libre

No, no somos libres. Decididamente. Pero no pasa nada. Lo puedo volver a decir, "no somos libres". Parece que puedo seguir escribiendo... a ver... "NO SOMOS LIBRES". El ordenador no se ha bloqueado, no me he hundido en el abismo, ni soy una estatua de sal.
Quizá porque se ha convertido en un constructo publicitario, quizá porque se les llena la boca al nombrarla a los que realmente quieren imponer un yugo. Quizá porque hoy en día no hay tantos, pero los tabúes que nos han impuesto, son más férreos, porque creemos que no lo son. Quizá por todo eso y mucho más, lo pronuncio más alto y más claro: "NO SOMOS LIBRES".
Pero que no seamos libres no quiere decir que no vivamos, ni que no sigamos eligiendo, ni decidiendo, los recovecos del camino por el que nos ha tocado viajar.
No somos libres no, cuando se puede pesar, contar, valorar y precintar en un paquete, rumbo al lugar más oscuro y lúgubre de este planeta.
Cuando se intercambia, se abarata, se encarece, se vende al mejor postor.
Cuando una mariposa bate las alas en Madrid y se desencadena un huracán en el que desaparecen miles de almas libres, en Tokio.
Cuando en la práxis no es lo mismo para ti, para aquel, para ése, para mí...
Pero tranquilos. Lo importante no es eso. No es la condición lo que da la humanidad.
Lo que nos da la humanidad es la lucha por esa idea, que esta allí en su mundo, respladenciente, bella, inmutable.
Lo que nos hace ser humanos es el empecinamiento por llegar a ella. Que la seguimos pensando. Y que eso, sí que no lo puede controlar nada, ni nadie.

8 comentarios:

D.G. dijo...

Esto... se puede expresar mejor? Noooooooooooo lo creo. Bajo mi punto de vista, humilde punto de vista, has expresado lo que yo no he sido capaz en estos hilos atrás. Y como tal, estoy totalmente de acuerdo contigo...
Gracias chopis! again ;-)

nena dijo...

Es que depende de lo que entendamos por libertad, para mí es algo más sencillo, mucho mas. Creo que deberíamos empezar por definir qué es o en qué consiste exactamente esa libertad tan utópica de la que nos hablas.
Mil besos y gracias por hacerme pensar. Eres un monstruo.

Munxeta dijo...

me quedo con esta frase:

"Lo que nos da la humanidad es la lucha por esa idea"

me parece una buenisima forma de definir algo tan indefinible como es la libertad.

ah, y me gustaría añadir que nuestros propios tiranos somos nosotros mismos, si no sabemos medir bien la dosis justa de libertad.

pero somos tan frágiles, cuánto nos cuesta solidificar nuestros propios valores.

así que esto me lleva a pensar que el primer paso para encontrar la medida idónea de libertad es conocernos muy bien a nosotros mismos.

no estoy descubriendo la pólvora, está claro, pero esto es lo que se me ocurre de repente...

esperando tu próxima reflexión.

besos !!

D.G. dijo...

nena, efectivamente podría ser algo más sencillo, la libertad en sí depende de a que momento te refieras, depende de que en cada momento puedas decir sí o no. Evidentemente si empezamos a cotar el ámbito de la libertad, o la redicimos a pequeños momentos o situaciones, sí, somos libres. Y ahí por supuestos también seríamos libres de decidir de hasta que ámbito limitaríamo el término libertad.
Si nos ponemos científicos el ser humano no es libre por definición, no puedes elegir si respirar o no, si comer o no o si dormir o no.
Desde el punto de vistaa emocional, no podemos elegir si amar o no, si odiar o no, si llorar o no...
En fin, que es precioso sentirnos libres, pero sinceramente opino que a menudo, es cincluso conformidad.
Bueno, que ya os he echado mucha chapa, un abrazo a todos y que siga el debate ;-)

Anónimo dijo...

Yo creo que tienes razón "No somos libres", no existe la libertad como algo literal. Existen retazos de libertad: a veces podemos hacer lo que queremos, lo que nos apetece, podemos decidir, pero hay otras muchas en que tenemos que ceñirnos a unos límites, a unos márgenes a veces muy estrechos... Tu frase de "Lo que nos da la humanidad es la lucha por esa idea" es genial, ya que son los grandes ideales los que nos hacen mejores, aunque sepamos que difícilmente consigamos lograrlo, pero siempre podemos tener momentos de felicidad absoluta en nuestras vidas, quizás pocos, en los que nos creamos realmente libres y eso vale la pena.

No sé, creo que al final me lié de mala manera, pero como siempre decirte Chopis, que me gusta como piensas y como transmites lo que piensas.

Bicos!

Kapurtala dijo...

El anónimo ese fui yo... Kapur... No sé por qué no apareció... jeje!

Valentina dijo...

solo quiero decir una cosa desde el profundo de mi corazon, solo tres palabras para poder ecercarme. solo tres palabras para poder saber que existes:
te quiero,
gracias.
valentina

nena dijo...

Me encontré con esto y simplemente me gustó:
"Tú dices: no soy libre. Pero he levantado mi mano y la he dejado caer."
Guerra y Paz.

Besotes.