Follow by Email

13 de febrero de 2008

Metáfora

La Tierra, la naturaleza, siempre infinitamente más sabia que nosotros, nos ha escupido a la cara lo bajo que podemos llegar a caer y por el contrario, el altísimo concepto que tenemos de nosotros mismos.
Como una metáfora gigante de nuestro verdadero yo, en medio del Océano Pacífico existe una enorme isla de desperdicios, es decir un continente de mierda expulsada y producida por nosotros, el genial ser humano,con una extensión que es el doble los EEUU.
Con lo que todavía me hago cruces, es que, siendo el culmen de la creación, seamos tan sumamente ilusos y sigamos confiando en que si barremos y metemos la porquería debajo de la alfombra, ésta no rebose nunca por ningún ladito, no hablemos ya de explotarnos bajo los piés.
O lo que es peor, nos creamos tan sumamente infalibles, inteligentes y efectivos como para tener la basura controlada.
Desgraciadamente no es la única montaña de mierda que tenemos escondida por algún resquicio de este ancho mundo e indudablemente todas terminarán cayendo por su propio peso, que comienza a ser en muchísimos casos insostenible.
No, no hace falta que nos vayamos tan lejos, vamos a mirar de puertas para adentro, en nuestra propia casa, todos tenemos nuestra metáfora.
¡Venga! Vamos a seguir limpiando y mirando hacia otro lado.
http://www.elpais.com.co/paisonline/notas/Febrero072008/int05.html

7 comentarios:

D.G. dijo...

El otro día vi el reportaje, y la verdad es que daban ganas de llorar... Se supone, como bien dices, que somos la punta de la creación [o evolución, depende de quien les hable] pero yo creo que somos más un error, un intento fallido... mierda somos, y en mierda nos convertiremos.
Y como el otro día me posteaste culminando con una gran frase, hoy te correspondo y te dejo una que viene al pelo con el post: el hombre es el lobo del hombre que le va a devorar.
Un abrazo enorme

nena dijo...

Todos somos culpables en mayor o menor medida de este desastre, porque hablar de lo mal que está lo hacemos todos pero como siempre a la hora de actuar ¿quién lo hace? es más facil mirar para otro lado siempre.
Besotes gordos.

Kapurtala dijo...

Bufff! Estuve leyendo el enlace ese del País y la verdad es que me quedé conmocionada... Con la frase de "Hoy se pueden encontrar en el mar tres kilogramos de plástico por cada medio kilo de plancton", la verdad es que ya me entraron ganas de echarme a llorar porque a veces somos tan cazurros que vivimos sólo para vernos nuestro ombligo y nos olvidamos que no estamos solos...
Es deprimente, la verdad...

Un bico Chopis! Gracias por hacernos pensar! (como siempre)

Munxeta dijo...

es espeluznante, y siento vergüenza propia y ajena de la sarta de excusas estúpidas que interponemos al uso responsable de los recursos. no llevamos los envases al contenedor porque está a dos manzanas de nuestra casa, y llenamos el mundo de bolsas porque nos ruboriza ir al súper con el carrito de la compra...

meripeitx dijo...

Dan ganas de llorar cuando veo la cantidad de mierdas inservibles que escondo "bajo la alfombra" y que solo tiro convenientemente cuando hago una mudanza, somos lo que somos, cada uno en su casa y Dios en el despacho oval... pero a ver que otro especimen en este planeta ha conseguido inventar un aparatejo que seque la ropa para no tener que tenderla... o que otro especimen es capaz de trasplantar organos vitales a uno de los suyos para no permitir que este muera...

Anónimo dijo...

reciclar y reutlizar,es la única solucíón,hagamosló cada día,no tiremos la piedra y escondamos la mano...
Besos
SOl

Munxeta dijo...

bueno! como tienes el flog llenito te contesto aquí, porque esque este tema es uno de aquellos de los que hablaría sin parar...

en Cuba no están muertos de hambre, sino que nadie posee más bienes que los demás ni a nadie se le permite tener privilegios que otros no tengan, por eso lo del racionamiento y la represión ideológica, aparte de que el bloqueo por parte de EEUU no ayuda. Todo el mundo tiene igual acceso a la educación y a la sanidad (dirás que aquí también, pero recuerda el pastón que cuesta matricularse en la universidad, y no hablemos si es privada)
Mirando a la otra cara de la moneda, nosotros vivimos en un país "libre", pero lo pongo entre comillas porque confundimos libre mercado con libertad, o sea que tenemos derecho a comprar y consumir cuanto nos da la gana y así llenar el planeta de desperdicios, como bien denuncias en esta entrada.

Nada, que me encanta "discutir" sobre este tema, y mi intención no es quitarte la razón, ya lo sabes.

besitos !